Stratasys fabricante de soluciones de impresión 3D, presentó este día tres nuevos equipos de manufactura aditiva en una estrategia que busca llegar a un mercado más amplio en el uso de piezas de uso final.

Los equipos están pensados para acelerar el cambio de los métodos tradicionales a procesos aditivos y escalar la fabricación de baja y mediana demanda, la cual no es atendida por el sector de fabricación.

Las tres nuevas impresoras 3D de Stratasys 

Stratasys Origin One producción a escala de piezas a detalle


Después de la compra de la tecnología P3 (Tecnología foto programable de polimerización) de Origin, Stratasys presenta su primer equipo elaborado en conjunto, se trata de la impresora 3D Origin One de Stratasys, diseñada para aplicaciones de piezas de uso final, el equipo produce piezas en diferentes materiales de terceros (ABS, Antero, Nylon, etc.) con gran nivel de detalles finos en las piezas lo que le abre un gran mercado.


Esa tecnología y su nuevo hardware, permitió a Stratasys optimizar todos los aspectos del sistema en una nueva versión del producto incluyendo conectividad a la nube. La capacidad de la maquina Origin One es de 192 x 108 x 370 mm.

 

Stratasys Origin One

 

La tecnología SAF atras de la nueva impresora H350 de producción industrial


También después de la compra de Xaar 3D y su tecnología SAF, Stratasys presenta su máquina de manufactura aditiva H350, la primera de una gama denominada H Series con tecnología SAF con base a una cama de polvo de polímeros. El equipo puede fabricar piezas de uso final en nylon en lotes de docenas en cada corrida. Su capacidad de impresión 3D es de 315 x 208 x 293 mm. El equipo requiere un post proceso para remover el polvo y no usa soportes.


La impresora H350 ha estado en pruebas beta desde principios de 2021 en buros de servicio y en Stratasys Direct Manufacturing que ahora vende piezas a pedido utilizando este sistema. Las aplicaciones incluyen piezas de uso final como cubiertas, conectores, bisagras, soportes de cables, carcasas de componentes electrónicos y conductos. El material que produce es Stratasys High Yield PA11, un plástico de base biológica hecho de aceite de ricino sustentable.

 

La tecnología SAF atraes de la nueva impresora H350 de producción industrial

 

Piezas grandes en la impresora 3D FDM F770


El tercer sistema es la impresora 3D Stratasys F770, con el sello de su proceso FDM con gran repetibilidad en la impresión de sus plásticos de grado industrial. Un equipo para piezas grandes con una cámara de construcción es de 100 x 61 x 61 cms y materiales ABS-M30 y ASA.

El nuevo sistema está diseñado para prototipos, plantillas, aditamentos y aplicaciones de herramental que requieren termoplásticos estándar. El material de soporte soluble simplifica el post proceso, mientras que el software GrabCAD Print agiliza el trabajo. El equipo tiene conectividad a través del protocolo de comunicación MTConnect con sistemas MES y ERPs y trae el SDK de GrabCAD.

impresora 3D FDM F770 Stratasys


“Estamos avanzando hacia la era de la manufactura aditiva 2.0, en la que vemos a los líderes del sector ir más allá de la creación de prototipos para dar agilidad que la impresión 3D aporte a toda la cadena de valor de manufactura”, comenta Dr. Yoav Zeif, CEO de Stratasys. “Las interrupciones en la demanda de las cadenas de suministro son una clara señal de que no está funcionando. La manufactura aditiva ofrece flexibilidad total para decidir cuándo, dónde y cómo fabricar las piezas. Es por eso por lo que somos el proveedor completo de soluciones de impresión 3D de polímeros para nuestra base de clientes de clase mundial ".