Hexagon en alianza con Fujitsu permite que los clientes de Cradle CFD pueden realizar sus simulaciones en equipos HPC que antes eran impensables.

Simulacion CFD en supercomputadoras Fugaku HPCFu

 

Hexagon demuestra que la innovación se puede acelerar al abrir la posibilidad de ejecutar simulación de dinámica de fluidos CFD con la supercomputadora Fugaku.

Hexagon visualiza que la siguiente generación de aeronaves y vehículos eléctricos se puedan explorar a detalle, realizando más iteraciones al usar el poder de cómputo HPC en simulación CFD. Por ejemplo, para explotar los diseños de semiconductores de vanguardia, los fabricantes pueden analizar todas las complejidades de la realidad con menos de la mitad del uso de energía y a una fracción del costo de los métodos de simulación tradicionales.

La simulación CFD necesita de alto poder de cómputo, lo ingenieros gastan mucho de su tiempo al hacer sus evaluaciones e iteraciones de diferentes escenarios para simplificar un diseño de producto y probar que funcionara como fue pensado. En ocasiones el costo y tiempo de ejecutar estas simulaciones es prohibitivo.

Con este anuncio los clientes del programa CFD Cradle de Hexagon tendrán la oportunidad de usar el poder y tecnología ARM de la supercomputadora Fugaku para obtener sus resultados rápidamente. Esto es posible gracias a una alianza de Hexagon con Fujitsu Limited, que permitirá a los clientes de Hexagon, utilizar el software Cradle CFD en la serie de supercomputadoras PRIMEHPC de Fujitsu Limited con tecnología Fugaku. La arquitectura Fugaku utiliza aproximadamente un tercio de la energía que las computadoras utilizan actualmente, lo que reduce los costos y mejora la sostenibilidad ambiental.


Este desarrollo es revolucionario para los ingenieros de varios sectores como el automotriz, aeroespacial y construcción, quienes necesitan los conocimientos de la simulación CFD a gran escala. Al ahorrar tiempo en procesos manuales como el mallado (meshing), los fabricantes pueden ejecutar más simulaciones para comprender mejor cómo la aerodinámica de un nuevo modelo, impacta en la eficiencia energética y el alcance y poder realizar más iteraciones entre el diseño e ingeniería y en última instancia, lograr el diseño óptimo.


Los expertos de Hexagon colaboraron con Fujitsu Limited para ajustar el algoritmo de Cradle CFD para correr en Fugaku y completar las simulaciones de prueba. Se simuló un automóvil en su totalidad, lo que solo es posible con un alto poder computacional. Este modelo comprendía 70 millones de elementos utilizando 960 núcleos y se simuló hasta el estado estable utilizando la ecuación RANS durante 1000 ciclos.

 

Fuente: Hexagon Manufacturing Intelligence