BMW amplía su colaboración con su socio Ansys en el desarrollo de herramientas de simulación para sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y conducción autónoma. Este software de simulación permite la generación masiva de escenarios su análisis, seguridad y validar el rendimiento del sistema.

El Grupo BMW y Ansys amplían su colaboración en el desarrollo conjunto de una cadena de software de simulación para la conducción automatizada. ©BMW AG.

Ansys y BMW Group continúan su colaboración al crear la primera cadena de software guiada por principios de seguridad y validar las funciones ADAS y de conducción autónoma. A través de esta colaboración, BMW Group aprovecha las capacidades de Ansys para ser uno de los primeros fabricantes de automóviles en ofrecer una conducción automatizada de nivel 3 (L3). La colaboración es clave en atender la confiabilidad de los sistemas ADAS y de los vehículos autónomos para acelerar el tiempo de lanzamiento.

Las tecnologías de coches sin conductor son sistemas complejos que plantean retos a los fabricantes, ya sea en el establecimiento y mantenimiento de mapas, imitación de las interacciones humanas, superación de las condiciones meteorológicas, normativas de diseño, y la ciberseguridad. Para alcanzar las funciones L3, los fabricantes de autos deben construir un caso de seguridad detallado basado en datos de pruebas bien definidas ejecutadas a lo largo de millones de kilómetros y entender cómo se comportarán sus sistemas del vehículo autónomo.

El Grupo BMW utilizará software de Ansys como parte de su cadena de herramientas que definen los planes de prueba, pilotear su ejecución, recoger y recopilar la información crítica del sistema. Con las capacidades del software de Ansys, los ingenieros pueden lograr una optimización robusta del diseño y una orquestación más rápida del trabajo de simulación. Mediante algoritmos específicos, el software busca la configuración de diseño más robusta que ayuda a tomar decisiones críticas en las primeras fases del proceso de diseño, lo que acelera el tiempo de desarrollo y reduce los costos totales del proyecto.

Ansys y BMW atienden retos específicos de la industria y desarrollan soluciones escalables para afrontarlos. La reciprocidad entre las dos empresas permite una toma de decisiones más informada durante el desarrollo del software de Ansys que beneficia al fabricante de equipos originales (OEM) y a otros clientes. Ansys observa de primera mano cómo BMW atiende los principales retos de diseño y seguridad con datos físicos y simulados en tiempo real.

"La conducción autónoma es uno de los principales retos de la industria automotriz", señala Prith Banerjee, director de tecnología de Ansys. "Solo será posible con soluciones de software nativas en la nube, escalables, aptas para datos masivos, abiertas y extensibles". La cadena de herramientas automatizadas utiliza los datos de accionamiento en tiempo real, además de la escalabilidad de las soluciones de simulación para mejorar la precisión y la confiabilidad de las aplicaciones de coches autónomos, y eliminar las barreras de costos percibidas en su desarrollo."

"Alcanzar el nivel 3 de autonomía es un elemento diferenciador clave, y una oportunidad para demostrar nuestro alto nivel de innovación técnica en este ámbito", dijo Nicolai Martin, VP Senior de Experiencia de Conducción del Grupo BMW. "Buscamos continuamente más confort, inteligencia y comodidad para ofrecer la experiencia de conducción más segura y placentera a nuestros clientes. Para apoyarnos en estos esfuerzos, elegimos a Ansys como socio por su sólida trayectoria en simulación, así como por sus conocimientos de ingeniería y su experiencia en estadísticas y análisis de escenarios autónomos."

Fuente: Ansys