3D Systems facilita la manufactura aditiva de piezas con mejores propiedades y resistentes a la corrosión con los nuevos materiales, Scalmalloy (A) y el M789 (A) en la plataforma de impresión directa de metales.

Inserto de molde de alta resistencia para salidas de aire hecho con manufactura aditiva metálica en acero para herramientas certificado sin cobalto M789 (A). Los canales de enfriamiento conformados integrados disipan el calor, logran un enfriamiento uniforme, reducen el alabeo y la deformación mientras logran una mejor economía general del moldeo por inyección


3D Systems informa de dos nuevas adiciones a su cartera de materiales para sus procesos de manufactura aditiva, el Scalmalloy (A) y M789 (A), ambos certificados para facilitar la fabricación de piezas industriales de alta resistencia y resistentes a la corrosión en mercados como el aeroespacial, automotriz, semiconductores, energía y fabricación de moldes.

Estos materiales de alto nivel están optimizados para manufactura aditiva de metales en su equipo Direct Metal Printing (DMP). Además, 3D Systems continúa trabajando en certificar estos nuevos materiales en su tecnología de impresión 3D de metal con los fabricantes de materiales, APWORKS y voestalpine BÖHLER Edelstahl. Los clientes podrán trabajar con el Grupo de Innovación de Aplicaciones (AIG) de 3D Systems y certificar estos materiales con sus impresoras 3D DMP Flex 350 y DMP Factory 350, y así obtener una ventaja competitiva y mejores tiempos de lanzamiento.

El Scalmalloy®

Scalmalloy es una aleación de aluminio de alta resistencia 520MPa y un límite elástico de 480MPa, más fuerte que el material de referencia AlSi10Mg. La alta resistencia de Scalmalloy lo hace ideal para manufactura aditiva de componentes de carga ligeros. Con este material, las empresas pueden producir piezas de aluminio de alta resistencia y resistentes a la corrosión, gracias a los estilos o modelos de construcción ya desarrollados y disponibles en el software 3DXpert® en las impresoras 3D de metal DMP Flex 350 y DMP Factory 350 de 3D Systems.

 

Balancín de suspensión producido en Scalmalloy (A) en la impresora 3D DMP Flex 350 de metal de 3D Systems. Con su alta resistencia, este material de aluminio, desarrollado para la manufactura aditiva metálica, permite a los clientes reducir aún más la masa en los componentes estructurales metálicos.

 

Además, las piezas producidas con Scalmalloy se pueden limpiar químicamente durante el post proceso, lo que elimina los residuos de la superficie y se obtener una pieza final con un acabado superficial óptimo. Las aplicaciones ideales de este material incluyen:

  • Aeroespacial: componentes pasivos de RF (filtros, guías de ondas, etc.), componentes estructurales ligeros
  • Automotriz: piezas estructurales metálicos (Soportes de suspensión, carcasas de transmisión), manejo de fluidos y energía
  • Semiconductor: manejadores flujos de fluidos (colectores), manejo térmico (boquillas de enfriamiento, mesas de obleas)

 

“Agregar la capacidad de fabricar de forma aditiva piezas de Scalmalloy a nuestra cartera, es un paso importante para nuestros clientes del sector aeroespacial,” comenta el Dr. Michael Shepard, VP de aeroespacial y de defensa de 3D Systems. “Scalmalloy tiene una relación resistencia-peso muy atractiva y es más adecuado que muchas aleaciones estándares de aluminio de alta resistencia. Estos atributos lo hacen ideal en aplicaciones aeroespaciales, veremos cómo nuestros clientes utilizarán los componentes Scalmalloy en desarrollos que impulsen su innovación por impresión 3D.”

M789 (BÖHLER M789 AMPO)


El material M789 permite a los clientes de 3D Systems fabricar moldes y herramental de alta resistencia en dureza 52HRC y libre de cobalto. 3D Systems ha obtenido la certificación de M789 en su plataforma DMP a través de la colaboración con GF Machining Solutions, atendiendo las solicitudes de los clientes de tener un acero herramental duro y resistente a la corrosión y fomentar aplicaciones avanzadas. Las piezas resultantes son óptimas para un uso prolongado, capaces de soportar tanto los rigores de los procesos de manufactura repetitivos como el uso en regiones con alta humedad. Las aplicaciones ideales de este material incluyen:

  • Fabricación de moldes: insertos de molde con enfriamientos confórmales.
  • Energía: brocas, herramientas de corte, taladros.
  • Automotriz: moldes de neumáticos, piezas del tren de transmisión, componentes del eje.


“Nuestros clientes de automotriz confían cada vez más en la manufactura aditiva como diferenciador,” señala Kevin Baughey, de transporte y motorsports en 3D Systems. “Tener el material M789 como parte de nuestra cartera de impresión 3D de metal, brindará mayor precisión al sector automotriz. Esto les permitirá utilizar la tecnología en aplicaciones que requieren detalles y paredes delgadas, como insertos de troquel con refrigeración conformada y moldes de banda de rodadura, les dará una gran ventaja competitiva”.

 

 

Fuente: 3D Systems