Atherton Bikes, un fabricante de bicicletas a la medida con sede en Gales, colaboró con Renishaw en desarrollar sus procesos internos de manufactura aditiva y desarrollar las bicicletas ganadoras y duraderas.

Juegos de orejeras impresos en 3D (imagen cortesía de Atherton Bikes)

Juegos de orejeras impresos en 3D (imagen cortesía de Atherton Bikes)

 

La familia Atherton es fundadora de la empresa, son ciclistas de montaña, ganadores de Campeonatos del Mundo, que usan sus propias bicicletas en competencias de descenso en bicicletas de montaña. La familia ha ganado tres Copas del Mundo con sus bicicletas y utiliza su experiencia para fabricar una variedad de bicicletas de montaña a la medida, demandadas a nivel global.

Atherton tiene sede en Machynlleth, Gales, y deseaba brindar a sus clientes la posibilidad de probar sus nuevas bicicletas en las montañas de Gales, que se encuentran a poca distancia en coche desde sus instalaciones. Para reducir el tiempo de fabricación de piezas, Atherton transformó todos sus procesos internos de fabricación. Esto incluyó la impresión y aligeramientos de marcos y orejetas mediante manufactura aditiva para reforzar las uniones entre los tubos y ayudar a distribuir de esfuerzos que se ejercen sobre la bicicleta.

 

Gee Atherton, ciclista profesional de descenso en bicicleta de montaña (imagen cortesía de Atherton Bikes)

 Gee Atherton, ciclista profesional de descenso en bicicleta de montaña (imagen cortesía de Atherton Bikes)

 

“El tamaño de nuestras instalaciones en Gales fue un desafío para incorporar máquinas tipo industrial, por lo que los expertos de Renishaw sugirieron que optáramos por la máquina RenAM 500Q”, explicó Dan Brown, cofundador de Atherton Bikes. “Su tamaño compacto, alta velocidad y la precisión de fabricación la convirtieron en la solución perfecta. Con esta máquina podemos cumplir con los requisitos de producción a medida y responder a la elevada demanda, especialmente durante la temporada de carreras. Podemos modificar rápido el diseño de las orejetas gracias al diseño CAD, lo que nos permite fabricarlas a la medida y reproducirlas si es necesario.

“Renishaw nos apoyó con asistencia técnica durante todo el proceso, desde el servicio de fabricación de piezas antes de que invirtiéramos en una máquina, hasta la instalación y formación de nuestro personal”, continúa Brown. “Algunos de nuestros empleados fueron capacitados por los ingenieros de Renishaw en New Mills. Su conocimiento de nuestro proceso de producción permitió que nuestro personal se adaptara rápidamente a la fabricación interna después de la sesión de formación”.

 

Impresión 3D de metal en acción (imagen cortesía de Atherton Bikes) 

Impresión 3D de metal en acción (imagen cortesía de Atherton Bikes)

 

“Al invertir en procesos manufactura aditiva, Atherton tiene libertad para diseñar y desarrollar las mejores piezas para sus bicicletas, algo que era difícil de lograr con los métodos tradicionales”, comentó Bryan Austin, Director de Ventas de Renishaw. “La fundición con moldes no se presta a producir los componentes a la medida como los requieren los clientes de Atherton. La fundición también produce piezas más pesadas, porque no permite fabricar la estructura interna reticular que hace que las piezas impresas en 3D sean más ligeras”.

El sistema de manufactura aditiva metálica RenAM 500Q cuenta con cuatro láseres de 500 W y mejora la productividad, aumenta la calidad de los componentes que se construyen. Al acelerar el proceso de fabricación hasta cuatro veces, el sistema ha ampliado el mercado de aplicaciones que antes no eran rentables. El sistema RenAM 500Q se fabrica en las instalaciones de Renishaw en Miskin, Gales.

 

Imagen de Atherton Bikes www.athertonbikes.com

 

Conoce más sobre Renishaw www.renishaw.com

Atherton Bikes www.athertonbikes.com