Las impresoras 3D de metal de SLM Solutions permitirán a Bosch producir piezas para su tecnología de transmisiones

Bosch incorpora dos sistemas SLM500

 

SLM Solutions recién instaló dos impresoras SLM500 en Robert Bosch GmbH Nuremberg (Bosch), la multinacional alemana de tecnología e ingeniería. Bosch utilizará sus nuevos sistemas para fabricar piezas para su ingeniería de transmisiones, incluidas las piezas de aluminio para vehículos con tecnología de hidrógeno y para vehículos eléctricos en su centro de manufactura y procesamiento 3D-MPC de Nuremberg (Alemania). El centro se encarga de producir componentes y piezas por manufactura aditiva para prototipos y piezas en serie.


Las SLM500 aumentarán la producción de Bosch para piezas de aluminio en AlSi10Mg, les dará mayor capacidad para tamaños de lotes, con la consiguiente aceleración de los ingresos. Su producción constante de trabajos pesados implica tener una base de máquinas confiables para mantener producción y elevar la eficiencia de operación de los equipos (OEE)

"Una alta OEE, un diseño de máquina resistente y nuestros buenos procesos de calidad son las claves para la producción de manufactura aditiva", comentó la Dra. Christina Bluemel, Directora del Centro de Manufactura y Procesamiento 3DP de NuP1.

 

SLM 500 Manufactura Aditiva

 

"Estamos encantados de aliarnos con Bosch, una auténtica potencia tecnológica. Ellos comprenden el potencial de la manufactura aditiva y confían en la potencia de los sistemas de SLM Solutions. Nos entusiasma apoyar a Bosch para acelerar la implementación de soluciones aditivas en toda su cartera de productos y soluciones", comentó Sam O'Leary, CEO de SLM Solutions.

La presencia de Bosch en manufactura aditiva también irá más allá de su tecnología de transmisiones y de la industria automotriz, ya que ha encontrado un éxito paralelo en el uso de la tecnología SLM con su startup 3DPSPACE, que produce piezas para el sector espacial.

El sistema de impresión 3D de metal SLM500 de cuatro láseres (los integra de forma independiente, o en paralelo, para aumentar la velocidad de fabricación en un 90% respecto a las configuraciones de dos láseres. El cilindro de fabricación intercambiable, diseñado para la producción en serie, permite reducir al máximo los tiempos, reduciendo al mínimo los tiempos de inactividad de la máquina. El operador de la máquina y el polvo están separados gracias a una estrategia de manipulación del polvo en lazo cerrado, que incluye un tamiz y un suministro de polvo automáticos

Por: Edward Wakefield desde 3D Printing Media Network