El programa Simufact de Hexagon Manufacturing Intelligence, ofrece una aplicación de simulación para el proceso de inyección de aglutinante metálico (MBJ por las siglas metal binder jetting), lo que dará la capacidad a los fabricantes, de estimar y prevenir la distorsión que el proceso de sinterizado genera sobre las primeras piezas.


La nueva aplicación de simulación marca es un avance muy significativo en manufactura aditiva, ya que apoyara al taller a conseguir la calidad que necesitan mientras que se exploran los beneficios que el proceso de inyección de aglutinante metálico ofrece para la producción piezas en volumen.


El proceso MBJ de inyección de aglutinante metálico tiene muchas ventajas sobre los procesos de fusión en camas de polvo metálico, la pieza se puede imprimir 3D en alto volumen, con un mínimo espacio entra estas, sin estructuras de soporte, además se puedes acomodar lotes de varias piezas. Tiene todo el potencial de reemplazar los procesos de producción de lotes cortos, o moldes costosos de inyección metálica para aplicaciones industria automotriz, aeroespacial o médica. Debido a la alta resolución de impresión 3D se pueden reducir los ciclos de desarrollo y costo en piezas complejas y con aligeramiento, por ejemplo, engranes o alabes de turbinas

 


Sin embargo, los primeros que prueban la tecnología, les puede esperar una curva de aprendizaje lenta para aprender cómo lograr la calidad y aprovechar estos beneficios. Un reto clave ha sido predecir los cambios durante el proceso de sinterizado, una pieza se puede contraer un 35%, y no se puede mantener una predicción de esta distorsión durante el post proceso. Hasta este día se ha necesitado de costosas pruebas físicas para perfeccionar la impresión de cada pieza, lo que impedía que muchos talleres pudieran ver los beneficios en costos y flexibilidad que ofrece el proceso de manufactura aditiva MBJ.


La nueva aplicación está disponible para clientes de Simufact Additive desde agosto, la herramienta ofrece más capacidades para los procesos MBJ. Los fabricantes pueden predecir los efectos de contracción causados por los esfuerzos térmicos, de fricción o gravedad durante el proceso de sinterizado sin tener un conocimiento de simulación muy especializado. Al aplicar una compensación de estos cambios, las piezas se pueden imprimir 3D como fueron diseñadas y los equipos de manufactura pueden reducir la proporción de reparación o corrección de estas piezas. El proceso de sinterizado incluye esfuerzos mecánicos inducidos que también son contemplados en la simulación, se puede determinar donde ocurrirán y pueden ser estimados antes de la impresión 3D. Ingeniería pueden usar esta información desde diseño, para hacer cambios antes del desarrollo de producto y bajar los costos de rediseño.

La simulación en Simufact Additive fue pensada para ahorra tiempo a los ingenieros, la aplicación puede automatizar la configuración del modelo, preparar el archivo CAD o CAE para la simulación, esto puede ser a través de código en Python. Para validar la compensación del sinterizado e incrementar la confiabilidad en calidad, la geometría optimizada de la herramienta MBJ se puede comparar contra el modelo original CAD, o contra el escaneo de una pieza ya fabricada.

“Nos da gusto presentar al mercado, la primera aplicación para simular el proceso de inyección de aglutinante metálico en sinterizado y que las empresas puedan aprovechar este método. Sabemos que los clientes ven el proceso MBJ como una tecnología clave para la manufactura, en particular, cuando existe la necesidad de producir partes complejas en grandes volúmenes.”, comenta el Dr. Gabriel McBain, producto manager de Simufact & FTI.

 

Fuente: Hexagon Manufacturing Intelligence