El fabricante automotriz chino desarrolló Adam, una nueva supercomputadora basada en el NVIDIA DRIVE Orin que potencia la conducción automática con características de inteligencia artificial.

NIO decide por NVIDIA para sus vehículos eléctricos inteligentes

 

NIO fabricante de automóviles eléctricos chino, utilizará NVIDIA DRIVE como tecnología de conducción automatizada en sus flotas de coches lo que marcará un punto de quiebre en vehículos personalizados. NIO develo su sedán ET7 que comenzará a entregarse en 2022, el auto cuenta con una nueva supercomputadora llamada Adam con tecnología NVIDIA, el equipo utiliza NVIDIA DRIVE Orin como tecnología de conducción automatizada.


"La cooperación entre NIO y NVIDIA acelerará el desarrollo de conducción autónoma en vehículos inteligentes", comenta William Li, CEO de NIO. "Los algoritmos de conducción autónoma desarrollados por NIO se ejecutan en cuatro procesadores Orin de NVIDIA, entregando una cifra sin precedentes de operaciones por segundo en autos."


El anuncio marca un hito en la adopción en masa de vehículos eléctricos inteligentes que mejoran los estándares en medios urbanos y carretera.


NIO es pionero en el mercado de vehículos eléctricos premium de China, está listo para redefinir la movilidad con la mejora continua y la personalización. Desde 2014, ha estado trabajando con NVIDIA en experiencias de info entretenimiento. Hoy con NVIDIA DRIVE, se impulsan las funciones de manejo automatizado en sus vehículos.


"La autonomía y tecnología eléctrica son las fuerzas clave que transforman la industria automotriz", comenta Jensen Huang, CEO de NVIDIA. “NIO es líder en la revolución de vehículos basados en energía eléctrica, que aprovechan el poder de la inteligencia artificial y software para vehículos eléctricos.”

 

NIO NVIDIA 

 

Una creación inteligente

Los vehículos inteligentes con algoritmos de software requieren una arquitectura de cómputo HPC que impulsa las funciones de inteligencia artificial y recibir actualizaciones continuamente donde se encuentren. La nueva supercomputadora Adam es una de las plataformas mas potentes para correr en el auto. Con sus cuatro procesadores NVIDIA DRIVE Orin, Adam conseguirá más de 1,000TOPS de rendimiento.

Orin es el procesador más avanzado en vehículos autónomos y robótica y el de mayor rendimiento. Esta supercomputadora en un chip es capaz de entregar hasta 254 TOPS que manejan gran cantidad de aplicaciones y redes neuronales profundas y que se ejecutan simultáneamente en vehículos autónomos y robots, al tiempo que logra estándares de seguridad sistemáticos como el ISO 26262 ASIL-D.


Adam tiene la redundancia y diversidad necesarias para la conducción autónoma al procesar en múltiples SoCs. Los primeros dos SoCs procesan 8 Gbytes de datos generados por el sensor del auto cada segundo. El tercer procesador Orin sirve como respaldo para asegurar que el sistema continúe operando ante cualquier situación de emergencia, el cuarto Orin habilita el entrenamiento local, mejorado el auto con aprendizaje y personalización que apoyaran la experiencia de manejo basado en las preferencias del conductor.


Con HPC en su núcleo, Adam es un logro importante en la creación de inteligencia automotriz y conducción autónoma.

 

Coche electrico ET7 de NIO 

Conoce el ET7

NIO mostró su tan esperado sedán ET7, una versión ya de producción creada desde su concepto EVE mostrado por primera vez en 2017. El vehículo supero las capacidades del modelo actual, con más de 600 millas de autonomía y conducción autónoma avanzada. El ET7 puede realizar autonomía de un punto de inicio a punto final programado, siendo el primer coche equipado con Adam aprovecha sus 33 sensores y cómputo HPC para estar a la altura en las zonas donde opera, desde lo urbano, carretera y estaciones de intercambio de baterías.

El sedán inteligente garantiza una gran experiencia de manejo desde el momento en que el conductor se acerca al automóvil. Con una llave digital de alta precisión y puertas de cierre suave, los usuarios pueden abrir el automóvil con un simple toque. El monitoreo del conductor y el reconocimiento de voz, permiten una interacción sencilla con el vehículo. Los sensores en la parte inferior del ET7 detectan la superficie de la carretera para que el vehículo pueda ajustar automáticamente la suspensión para una conducción más suave.


Siendo la inteligencia artificial el centro de la experiencia de conducción del NIO, el ET7 y los próximos modelos que usen NVIDIA serán la nueva generación de transporte inteligente.


Por: Danny Saphiro desde el blog de NVIDIA

 

Pin it