Relojes Inteligentes en Líneas de Ensamble

a la izquierda, Josh Lee ingeniero de control en Bosch y David Whitt operador de la línea LSFXfour muestran sus relojes inteligentes

 

Me complace presentarles que la planta Anderson de Bosch. Es la primera planta de Bosch en implantar con éxito los relojes inteligentes en una línea de producción logrando así una mayor eficiencia y productividad de los operadores.

 

Los relojes inteligentes se usan ahora en líneas seleccionadas y han eliminado paros de máquinas debido a alimentadores atorados y otras fallas específicas. Los relojes inteligentes también mejoran el tiempo de respuesta del operario a fallas genéricas de las máquinas, lo que resulta en ahorros significativos en tiempo y dinero.


Con el nuevo sistema, la línea de ensamble se puede comunicar a través de los Relojes Inteligentes Pebble que tienen puestos los operadores de la línea. Esto les permite saber casi en tiempo real, cuándo y dónde, un problema específico está a punto de ocurrir. Entonces pueden actuar con rapidez para corregir la falla o el alimentador atorado, usualmente antes de que  la línea se llegue a parar, mejorando la productividad y reduciendo el tiempo de paro.


¿Cómo funciona?


• El servidor que se comunica con los Controladores Lógicos Programables (PLC) de cada línea, recibe una señal cuando un problema o un alimentador atorado está a punto de ocurrir.
• La programación del servidor interpreta esta señal y manda un mensaje al iPhone.
• El iPhone inmediatamente reenvía el mensaje vía Bluetooth a todos los relojes inteligentes en la línea.
• Los relojes inteligentes van a vibrar, alertando a los operadores que un mensaje urgente acaba de llegar. El mensaje indica el lugar de la falla/alimentador atorado y una descripción.
• El operador de la línea reacciona al mensaje y arregla la falla/alimentador atorado – en muchos casos antes de que la línea se llegue a parar.

 

El sistema de relojes inteligentes corre ahora 7x24 en la línea de producción del sensor lamda LSF Xcuatro . Por cada 3 días de producción, el sistema elimina aproximadamente una hora de paro, basado en estudios de tiempos y en la frecuencia promedio en alimentadores atorados. Esto equivale a 122 horas de producción adicional por año solamente en esta línea. A unos cuantos meses de usar el sistema de relojes inteligentes, los operadores ya confían totalmente en su habilidad de entregar información importante en tiempo real.

 

Antes del uso del sistema de relojes inteligentes, luces rojas de alarma y timbres informaban a los operadores de problemas en la línea, pero esto significaba que la máquina ya estaba parada y necesitaba atención. El equipo intentó usar un iPhone, pero no era audible y la vibración por lo general no se podía detectar.

 

reloj inteligente en Bosch


La otra característica importante del reloj inteligente, además del aspecto de la notificación, es que no obstruye la visión del operador. El reloj Pebble pesa solamente 42.5 gramos y es de tamaño pequeño, así que no se mete en el camino del operador cuando están trabajando.

 

En este momento se tienen 3 sistemas de relojes inteligentes corriendo en 3 líneas de ensamble individuales.  Tres sistemas están en producción y un sistema está en fase de prueba, este ultimo estará completamente implementado muy pronto. La planta de Bosch Anderson ya está planeando la implementación del sistema en más líneas de ensamble en toda la planta.

 

El mayor reto de la planta Bosch Anderson fue, el de diseñar una forma de conectar de manera simultánea múltiples relojes con un solo iPhone por línea de ensamble. Cada línea utiliza 3 relojes inteligentes para tener redundancia. El fabricante de los relojes, Pebble, dijo que este arreglo no era posible, citando limitaciones del firmware. Sin embargo, la planta Anderson fue capaz de diseñar una solución para conectar múltiples relojes al iPhone.

 

reloj inteligente en Bosch


David Whitt, operador de la línea LSF Xcuatro, recibe una alerta de un posible alimentador atorado directamente en la línea a su reloj. Él puede examinar rápidamente el problema y resolverlo antes de que se pare la línea.

 

La solución con relojes inteligentes se puede implementar en casi cualquier sistema con una conexión de red hacia el controlador lógico programable (PLC), el cual controla las operaciones de las máquinas. El uso de relojes inteligentes en la fuerza de trabajo y en las líneas de manufactura está apenas iniciando y expandiéndose rápidamente en la planta Anderson de Bosch.


¿Cuáles dispositivos inteligentes, conectados, está usted utilizando en sus plantas de producción?


Por:  Josh Lee desde el Blog de BOSCH

 

 

Additional information