NVIDIA y Toyota colaboran para acelerar la introducción al mercado de autos autónomos

La tecnología de inteligencia artificial (AI) de NVIDIA, procesara cantidades masivas de datos procedentes de sensores, permitiendo al vehículo anticipar y responder a situaciones de manejo.

NVIDIA y Toyota colaboran para acelerar la introducción al mercado de autos autónomos

 

NVIDIA anuncio este día que está colaborando con Toyota para entregar tecnología de software y hardware para inteligencia artificial que fortalecerá las capacidades de la armadora en sistemas de manejo autónomo preparándose para la introducción al mercado en los próximos años.

 

Toyota uno de la fabricantes más grandes de autos, usara la plataforma de inteligencia artificial NVIDIA DRIVE™ PX para empoderar los sistemas avanzados de manejo autónomo que están planeados entrar al mercado. Los equipos de ingeniería de ambas empresas ya están desarrollando software sobre esta plataforma AI de NVIDIA que mejorara las capacidades de los autos Toyota, habilitándolos para entender mejor los volúmenes masivos de datos generados por los sensores del auto y para manejar el amplio espectro de situaciones de conducción autónoma.

 

“Toyota ha trabajado por más de 20 años en conducción autónomo con la intención de reducir las fatalidades en el tráfico a cero, reducir el tráfico y dar movilidad a todos,” comenta Ken Koibuchi gerente ejecutivo en Toyota. “Con esta colaboración hemos intentado acelerar el desarrollo  de sistemas de manejo autónomo que sean más seguros y capaces.”

 

“Vemos una sociedad en el futuro donde los coches autónomos bifurcan la seguridad y el confort en las ciudades,” comenta Jensen Huang CEP de NVIDIA. “El desarrollo de un coche autónomo es una de los retos técnicos que es mejor abordados.” Agrego. “La combinación de, romper barreras con inteligencia artificial  y el alto desempeño en cómputo de NVIDIA DRIVE PX hacen el cerebro del coche autónomo. El anuncio de este día con Toyota, es el indicador más fuerte que el futuro dela autonomía  pronto será una realidad,” concluyo.

 

El aprendizaje profundo (Deep Learning) e inteligencia artificial vienen a ser una herramienta de desarrollo importante en autos autónomos, particularmente por su estabilidad para reconocer y manejar el número infinito de escenarios que se presentan en el camino.

 

Los vehículos autónomos requieren una supercomputadora a bordo para interpretar y procesar los datos de los sensores del auto,  mientras muchos vehículos albergan las computadoras en la cajuela para manejar esta tarea, la plataforma NVIDIA DRIVE PX con el procesador Xavier puede caber en tu mano con un poder de computo de 30 trillones de operaciones de Deep learning por segundo.

 


La plataforma DRIVE PX fusiona los datos desde los radares, sensores, cámaras y lidars. El sistema puede usarlos para interpretar con una visión de 360 grados alrededor del auto, localizar donde se encuentra en un mapa de alta definición y anticipar daños potenciales mientras maneja. Además el sistema de software recibe actualizaciones sobre la marcha de manera que se vuelve más inteligente con el tiempo.

Fuente: NVIDIA

 

Additional information