Inversión en investigación da forma a las aeronaves del futuro

Renishaw contribuye con su experiencia de manufactura aditiva en un proyecto de £17.7M  liderado por Airbus en el reino unido, el proyecto busca desarrollar un proceso innovador en el diseño y fabricación de alas para avión, se propone una mejora en la que el diseño quede bien a la primera y se busca reducir el tiempo de desarrollo.

Renishaw y Airbus, fuente: Renishaw


Estudios hablan de que se requerirán más de 30,000 piezas de aeronaves en los siguientes 15 a 20 años, se deberá reemplazar los modelos de partes en servicio actual y expandir las flotillas del número de aviones por el incremento en el número de personas que viajan hoy en día.


El proyecto llamado Wing Design Methology Validation o WINDY se ha hecho posible gracias a la unión del departamento Business, Energy and Industrial Strategy (BEIS),  del gobierno del reino unido  apoyado por el instituto Aerospace Technology (ATI) , este es uno de varios proyectos anunciados por BEIS en el evento Farnborough International Airshow.


“El diseño de alas de aeronave es un proceso complicado, este nuevo método busca incrementar la robustez del diseño y sus procesos de prueba a la vez que se reduce el tiempo” comenta Tom Williams COO  en Airbus. “Desarrollar la tecnología estado del arte es parte de conseguir las mejoras y esta inversión es vital para eso”.


El proyecto se ejecuta por el equipo localizado en Filton, Bristol de Airbus, donde se encuentra el centro de excelencia para diseño de alas de avión su desarrollo y pruebas. Renishaw es un socio clave que ofrecerá su experiencia en manufactura aditiva y mediciones de precisión.


“Esta es una oportunidad fantástica  para trabajar con Airbus y otros socios en el proceso de desarrollo que probara las capacidades de manufactura aditiva”, comenta Clive Martell jefe de manufactura aditiva global en Renishaw. “Si podemos destacarlos beneficios del diseño y la producción de esta tecnología en uno de los sectores de la industria mas demandantes, dará forma al camino que queremos seguir para una mayor adopción de tecnología de manufactura aditiva en producción serializada y muchas otras aplicaciones”.


WINDY vera el modelado aerodinámico de alas, donde se podrá ejecutar la impresión 3D de piezas complejas y los componentes estructurales del ala, así como innovar en el control de su carga para dar mejor eficiencia en el vuelo.
“Uno de los propósitos  de ATI es crecer de manera sustancial en el diseño y desarrollo de alas de aviones”, comenta Simon Weeks, CEO de ATI. “El proyecto WINDY es clave e este propósito para asegurar la esencia del diseño de alas y las capacidades de integración en el país y abrir una nueva forma de uso de impresión 3d de componentes. Esto nos llevara a piezas más ligeras que se necesitaran las futuras generaciones de aviones”.


El ATI se estableció en 2013 para desarrollar tecnología estratégica aeroespacial para el reino unido y para asegurar que la industria y el gobierno obtengan mejores beneficios de inversión en sus programas de investigación aeroespacial.


La industria aeroespacial en el reino unido es la numero uno en Europa y la segunda a nivel global, en particular sus desarrollos de alas de avión, motores y sistemas para helicópteros. El sector apoya a más de 3,000 compañías en el reino unido empleando a 116,000 personas con un crecimiento de 5% anual.


Conoce más en www.renishaw.com/additive

Renishaw México

Additional information